jueves, 24 de febrero de 2011

Utilizaciòn de los Cambios (relaciones-marchas)

El propósito de los cambios en la bicicleta es el de mantener un ritmo de pedaleo constante (cadencia), cómodo y óptimo sea cual fuere el terreno por donde circulamos; en relacion a la corona y al piñon que usemos, a lo que llamamos " Multiplicacion".

Se pueden clasificar las marchas en:

Marchas largas: pedaleando poco avanzamos mucho; ideal para altas velocidades o bajadas (bici pesada): Coronas grandes y piñones chicos.

 Marchas cortas: pedaleando mucho avanzamos poco; ideal para subidas o viento en contra fuerte (bici muy liviana): Coronas chicas y piñones grandes.


Control del esfuerzo:

Cada sujeto posee una cadencia propia en la cual se siente cómodo, el uso de los cambios o velocidades nos permite mantener este “ritmo” independientemente del terreno por donde circulemos (llano, subida, bajada).
Al utilizar una cadencia inadecuada (velocidad de pedaleo) lo que hacemos es derrochar energía, y provocar un stress somato-funcional que posteriormente repercutirá de forma negativa.
Una cadencia baja nos induce a realizar mucha fuerza, cuando quizás las dificultades externas (inclinación del terreno, viento, etc.) no lo requieren.
Por el contrario lo mismo sucede cuando rodamos con una cadencia alta, es decir pedaleando muchas veces por vuelta de pedal cuando quizás las dificultades externas no lo requieren.
En un segundo plano quedan los desgastes que se producen en los componentes de la bicicleta (cadena, piñón, coronas) en función de lo anteriormente nombrado.
Para poder mantener una cadencia cómoda es necesario cambiar las marchas (cambio de multiplicacion); la progresividad en los cambios de marchas produce una sensación placentera, tanto en las piernas como al resto del cuerpo; pudiendo estabilizar parámetros funcionales como: frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria, producción-remoción de ácido láctico, etc.
En síntesis, debemos estar predispuestos en cada salida o entrenamiento a tomarnos un breve espacio de tiempo y analizar el terreno por el cual transitamos y la dirección del viento, como principales factores limitantes, para encontrar un ritmo de pedaleo cómodo que nos permita rodar a una cierta velocidad de desplazamiento.

1 comentario:

  1. Me sirvió mucho, ahora lo entiendo todo, muchas gracias

    ResponderEliminar